Lo que debes saber antes de pintar una superficie

 Lavar las superficies con agua y detergente, para eliminar los residuos de polvo, sucio o grasa, ya que la pintura no se adhiere bien donde están presentes estos elementos.
 Cualquier tipo de superficie deberá estar seca antes de ser pintada. 
 La temperatura, la humedad ambiental y el viento son factores que se deben contemplar para no afectar la buena adherencia y acabado de la pintura.
 El calor no debe ser excesivo. 
 En el caso de la excesiva humedad ambiental, se produce una condensación sobre la superficie humedeciéndola y dificultando la adherencia del material aplicado, principalmente tratándose de pinturas al aceite. Nunca pinte si se aproxima lluvia.
 La adherencia de partículas de polvo e impurezas ensucian la superficie y le otorgan un acabado áspero.


Herramientas básicas para pintar:

Periódicos: Para no manchar el piso.
Espátula:   Para remover la pintura en mal estado.
Escaleras:   Para alcanzar las áreas altas.
Bandeja y Rolo:   Para cubrir grandes áreas.
Brochas:   Para retoques y áreas pequeñas de difícil acceso.


TECNICAS DE ESPONJADO 

Preparación de la Superficie:

La pared en la que vamos a trabajar debe estar en buenas condiciones, sin imperfecciones. Primero deberá pintar la pared con una par de manos de pintura acrílica, para dar una base al esponjado. Una vez aplicada la pintura necesitará escoger un color diferente al de la base para pintar con la esponja. Si la esponja es cuadrada o tiene bordes muy pronunciados, deberá redondearla o deformarla irregularmente para que al momento de imprimir su forma sobre la pared no deje marcas de líneas rectas. 

Color:

Los colores a elegir serán según su criterio, sus gustos, la decoración permanente del hogar, la iluminación, el ámbito o calidez que quiera generar. Donde la técnica se nota más es con un fondo claro y un color de pintura en la esponja oscura. En el caso inverso también es una buena combinación, pero para ambientes donde hay mucha luz porque siempre el color dominante es el de la base. Puede combinar distintos colores con distintas manos de esponjado, cada una de ellas de un color diferente.

Aplicación de la Esponja:

Primero humedezca la esponja en la pintura y pásele un trapo o papel para eliminar los excesos, y luego aplique sobre la pared con golpes suaves y repetidos más o menos irregulares y dispersos. El resto depende de su imaginación y velocidad.

Materiales necesarios para pintar con esponja: 

– Esponja de mar o artificial
– Pintura látex acrílica
– Recipientes para la pintura
– Rodillo y brocha 


TECNICAS DE VETEADO

Para vetear una superficie y darle los efectos de los nudos de la madera es necesario tener además de la pintura una herramienta imprescindible: el veteador. 

Preparación de la superficie: 

 Esta técnica se puede llevar a cabo sobre cualquier tipo de material, como cemento, metales y madera. 

 La superficie debe estar limpia y sin imperfecciones. En áreas brillantes lo conveniente es pulir para eliminar el brillo con lija fina. 

 Si la madera no tiene manos anteriores de pintura, aplique una mano de fijador sellador al aceite, fondo sintético para madera, dependiendo el material que vaya a utilizar. Si es metal, una mano de anti óxido. Y si se trata de yeso o cemento, una mano de fijador sellador.

Colores usados:

Podemos usar el color de nuestro gusto. Pero usar tonos marrones, beige o cremas nos asemejaremos más a la madera. Lo conveniente es que ambos colores sean distintos, o uno más oscuro o más claro que el otro, para que se destaque bien el efecto. Para imitar las tonalidades del pino puede escoger un crema para el fondo y un marrón para las vetas. 

Forma de aplicación de la pintura: 

Una mano de pintura debe aplicarse y dejarse secar. El color del fondo, en este caso el más claro, una vez seco se aplica una mano de pintura con rodillo o brocha del otro color (el color de las vetas, en este caso el más oscuro) y antes de que seque se pasa el veteador que irá, al retirar la pintura, descubriendo el color anterior, formando las vetas y los nudos. 

Uso del Veteador:

Si no tiene habilidad con el uso de esta herramienta practique en otra superficie, como un cartón, reiteradas veces antes de usarla en la superficie a pintar. El veteador remueve la pintura fresca y se ensucia, por lo que debe limpiarlo cada vez que lo pase por la pared o la madera con trapo semi-húmedo en el diluyente de la pintura. Corra el veteador de arriba hacia abajo, lentamente, pero sin detenerlo y sin balancearlo constantemente, solo cuando sea necesario. Al balancearlo, se logra el efecto del nudo, pero es recomendable no exagerar con esto porque queda demasiado cargado e irreal. Aplicar dos manos de la pintura de su selección, utilizar brochas y rollos para la aplicación.


Iluminación

Un color puede lucir diferente en su pared por como se refleja la luz directamente a la pared en cuestión o a su entorno.



Otras observaciones…

– Siempre remueva la pintura en que esté descascarándose, débil o abultada.
– Masillar los orificios y grietas que tenga la pared, utilizar masilla acrílica aplicada con espátula, tratando de aplicarla de la forma más lisa posible.
– Las latas de pintura deben ser batidas por unos minutos o mezcladas con una vara o paleta de madera o metal con movimientos en forma de ocho para que se mezcle completamente y la haga lo  suficientemente viscosa para una adecuada aplicación.
– Antes de pintar, tomar medidas para no manchar los pisos y muebles usando lonas y periódicos para cubrir dichas áreas.
– Siempre pintar de arriba hacia abajo.
– Aplicar dos manos de la pintura de su selección, utilizar brochas y rollos para la aplicación.